Recorremos junto a las autoras de @confiesohaberviajado una de las ciudades más imponentes del mundo: Tokio. Ellas, además de ser madre e hija, disfrutan de viajar por el mundo para acercarse a nuevas culturas, paisajes, costumbres, comidas para probar y gente para conocer. Son Pia Arrigoni y Julieta Bursztyn y estas son sus palabras.


Probablemente lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en Tokio es lo lejos que queda y las trabas del idioma. Sin embargo, es un destino que tiene mucho para dar. Desde que llegás al aeropuerto, comunicarse es más fácil de lo que creías. Con un mínimo manejo de inglés, resulta simple moverte ya que toda la señalética esta escrita en ambos idiomas.

Podés trasladarte en subte a cualquier lugar, porque la red es realmente extensa y sirve para recorrer todos los puntos de interés, incluso Disney (¡Sí, hay un Disney!). En Japón es de mala educación dar propina, ya que se considera un gesto de superioridad, por lo cual te recomendamos no hacerlo.

Además, es sorprendente la amabilidad y predisposición de sus habitantes, además de la limpieza de sus calles. Tokio es vanguardia, diseño, moda y tecnología.
Tokio es una ciudad rica en cultura y llena de tradiciones, que podemos ver reflejadas a lo largo de toda la ciudad y en su gente. En esa línea, te recomendamos conocer los siguientes lugares:

Happo-en garden: como el té es uno de los emblemas de Japón, recomendamos conocer la casa Happo-en garden que es una de las más conocidas, donde las mujeres atienden vestidas con los típicos kimonos.

Torre de Tokio: pintada de blanco y rojo respetando las regulaciones de aviación, fue construida en 1958 inspirándose en la torre Eiffel. Tiene una altura de 332 metros, 8,60 metros más alta que la francesa y funciona como antena. La torre se encuentra abierta al público y los turistas pueden acceder a sus observatorios.


Observatorios: el observatorio principal se encuentra a unos 150 metros de altura y permite una vista panorámica del centro comercial Ginza y la bahía de Tokio. El observatorio especial, por su parte se encuentra a 250 metros y en días despejados se puede ver el monte Fuji. Este observatorio cuenta además con un santuario.

Ginza y Shinjuku Gyoen: se trata de las principales zonas comerciales de Tokio, donde se pueden encontrar las tiendas de lujo. El segundo es también el distrito administrativo más importante.

Residencia oficial del Emperador: se encuentra rodeada por un imponente foso y varios jardines encantadores para recorrer, donde se pueden observar distintas estatuas que honran a los samuráis.

Roppongi: es uno de los barrios más conocidos, que cuenta con muchos bares y discotecas, además de tiendas.

Shibuya: es el famoso barrio que vemos parecido a Time Square, repleto de pantallas gigantes y gente caminando. Cuando salís del subte, podés encontrarte con la emblemática estatua de Hachiko, el perro que iba a esperar a su dueño a la estación todos los días y del cual incluso han hecho una película.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here