Es la capital y la ciudad más poblada de Dinamarca, situada en la costa oriental de Selandia (la islas más grandes del país).

El estilo de vida nórdico está en auge y, su don innato para vestir o su buen gusto para la decoración generan admiración y envidia en todo el mundo.

Copenhague es una ciudad pequeña, pero tiene muchos barrios que recorrer: Nyhavn, el canal más conocido de Copenhague, las famosas fachadas de colores dignas de postal no decepcionan. El edificio de la ópera de Henning Larsen, la iglesia de Mármol, la Ciudadela de Kastellet, la iglesia de San Alban, el famoso monumento de la Sirenita, el Palacio de Christiansborg, el Tivoli uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo y las idílicas zonas verdes que la rodean son algunos de los enclaves que pueden disfrutarse por el camino.
Aquellos con espíritu moderno no deberían irse sin recorrer Vesterbro y Nørrebro, los dos barrios más cool de la ciudad, pese a que el segundo gana cada vez más terreno como lugar de moda.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here