Israel y Jordania se encuentran unidos por tres pasos fronterizos y comparten el mar Muerto, el famoso mar donde flotás.

Quedamos tan encantadas cuando fuimos, que prometimos volver. En Petra, a tres horas de Amman, nos alojamos en el hotel Movenpick, ubicado en el ingreso a ‘El Secreto’, una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno y Patrimonio de la Humanidad. Las palabras apenas pueden hacer justicia a la magnificencia de la ciudad rosa, única en todos los aspectos y que permite estar en contacto con el pasado más antiguo. Petra es una ciudad celosamente guardada, tallada en roca, y para poder ingresar hay que atravesar un desfiladero de 1.200 metros, el que utilizaban los Nabateos como pasadizo de protección para todos los comerciantes que unían Este con Oeste.

Hay muchas cosas para ver en Petra, pero Al-Khazneh (El Tesoro) es la imagen emblemática de esta ciudad y por ende la más fotografiada. Incluso, fue escenario de la película Indiana Jones y la última cruzada, lo que la volvió más conocida. A 220 km queda el puente Allenby, que conecta Jordania con Israel, la forma más fácil de cruzar de un país al otro, donde la propia gente de migración te asiste en el trámite de salida del país. Luego se aborda una van, junto a otros pasajeros, que lleva hasta el extremo israelí. Una vez en la frontera, hacés migraciones para el ingreso a Israel. Como argentinas, ingresamos fácilmente pero la revisión de los equipajes es exhaustiva. Jerusalén es una ciudad sagrada donde conviven tres grandes religiones: el judaísmo, el cristianismo y el islam.

De camino a Jerusalén, visitamos Belén o Betlehem, en Palestina, donde visitamos la iglesia de la Natividad de Jesús. Nos llamó la atención que al hacer un giro en U, nos encontrábamos en territorio palestino y sin pasar ningún control ni frontera. Allí recogimos a nuestro guía palestino para realizar la visita. Una vez en Jerusalén, nos sorprendió la seguridad de esta ciudad, donde se puede caminar tranquila en cualquier horario. Sin embargo, cuando hicimos el check in en el hotel, nos indicaron dónde quedaba el refugio antibombas.

EN JERUSALÉN TENÉS QUE VER 

  • La Cúpula de la Roca, llamada así en honor a la roca que tiene en el centro, se puede apreciar desde cualquier punto de Jerusalén. Lugar sagrado para los islámicos, ya que es el punto desde el cual Mahoma ascendió al cielo para reunirse con Dios. Para el judaísmo, desde esta roca se construyo el mundo.
  • Yad Vashem (museo del holocausto) se encuentra en la zona nueva de Jerusalén y es algo imperdible, donde se toma conciencia de la magnitud del genocidio judío a manos de Hitler.
  • La Ciudad Vieja, rodeada de murallas, es una zona dentro de Jerusalén con calles peatonales empedradas y estrechas. Se encuentra dividida en cuatro barrios: el Musulmán, el Judío, el Cristiano y el Armenio. Lo clásico en esta zona son los regateos en las compras y la variedad de comidas. Dentro de la ciudad vieja, podemos encontrar:

. El Muro de los Lamentos: es el lugar sagrado del judaísmo, vestigio del Templo de Jerusalén. Se divide en dos, un lado esta destinado a los turistas y el otro a los judíos que van a orar.

. La iglesia del Santo Sepulcro, el punto exacto para el catolicismo donde se produjo la crucifixión, sepultura y resurrección de Cristo. 4 En la ciudad vieja también podrás encontrar la Vía Dolorosa, lugar que transitó Cristo con la cruz y donde se encuentran marcadas nueve de las 15 estaciones del Víacrucis.

Illustration photo of the Hall of Names at the Yad Vashem Holocaust Museum in Jerusalem, on April 4, 2016. Photo by Mendy Hechtman/Flash90

PASAPORTE: Si tenés más de un pasaporte, tené en cuenta que necesitas utilizar el mismo para entrar a ambos países en caso de cruzar por el puente Allenby. Para entrar a Jordania es necesario presentar un pasaporte con validez mínima de seis meses y adquirir un visado que únicamente se puede pagar en moneda local y tiene un costo de US$60.

¿Quiénes somos? Autoras del Instagram @confiesohaberviajado, somos madre (@piaarrigoni) e hija (@julibursztyn) que disfrutamos de viajar por el mundo en nuestro tiempo libre, ya que nos dimos cuenta que existen diversas culturas por conocer, paisajes para ver, calles que recorrer, comidas que probar y gente por conocer.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here