Paola Cardona es quien está detrás de @TuEstilok. Ella es coach, contadora y organizadora profesional de espacios. Sigue los pasos de la ya famosa Marie Kondo y considera que en el orden todo es más sencillo.

¿Qué sucede cuando comenzamos a acomodar nuestros espacios y descartar lo que no usamos?
Parece una frase hecha pero el orden de afuera, nos alínea por adentro. Eso funciona a la perfección y por eso lo recomiendo. Pero además de acomodarnos globalmente, nos ayuda a ahorrar tiempo, que solemos desperdiciar buscando esa llave que no sabemos dónde dejamos o esa remera blanca que teníamos pensado usar. El orden es inteligencia.

¿Cómo se inicia ese orden?
Es un proceso que supone pensar qué nos interesa conservar. Lleva tiempo, supone un dejar y luego llega el orden de las piezas por categoría, con cierto criterio y conociendo las estrategias de doblado y guardado.

¿Cómo se dobla y guarda?
Para empezar, debemos usar perchas especiales, de gamuza hiperfinas (salvo que necesitemos colgar abrigos muy grandes) y de a una por prenda. Luego, los suéteres, remeras, pañuelos y demás, deberán doblarse de igual manera y ubicar en contenedores. Poner las cosas en un lugar específico nos ayuda a tener orden sobre el orden.

TIPS DE ORDEN

Si querés comenzar con la técica KonMari (de Maróa Kondo), debrás rever algunos de los
elementos de los que tes estás valiendo. Decimos esto porque usar las perchas incorrectas, no contar con una tabla de doblado o prescindir de contenedores puede ser un problema.

Mucha observación
Para dejar el vestidor “pipí-cucú” la primera recomendación es mirar las prendas que tenés y el espacio del que disponés. Parecen obviedades, pero jamás lo hacemos. ¿Cómo hacerlo? Vaciando el placard (cada cajón y rincón) y decidir qué piezas deberíamos regalar. Una vez tomada esa decisión, revisaremos los espacios del vestidor, tomaremos medidas y reusaremos los espacios.

Las perchas correctas
¿Sabías que las perchas de madera son cuatro veces más anchas que las de gamuza? Eso
significa que podés ahorrar un cuarto del lugar, cambiando sólo esos elementos.

Contenedores a medida
Si bien es importante usar contenedores, lo importante es que sean los adecuados. Ni más
grandes, ni más chicos, ni más altos que lo que necesitamos. Por eso, si tomaste medidas y revisaste la ropa, zapatos, accesorios, complementos, ropa blanca y demás productos que te dejarás, podrás salir a buscar los contenedores ideales para tu placard (pueden ser cajas, canastos, etc).

Tablas de doblado
Una razón por la cual desaprovechamos lugar en el placard es que no sabemos qué ropa
doblar ni cómo hacerlo. Para eso existe técnicas y tablas con medidas específicas para
pantalones, remeras y suéteres. Si doblás todo de la misma forma, el resultado te dejará
boquiabierto. Esta acción aplica para todo lo que permita ser doblado.

Ordenar por tipología
Una forma de ayudar a tu orden (visual y práctico) es acomodar las piezas por su tipología.
Esto significa ubicar las remeras juntas, los pantalones juntos, las camisas colgadas una al lado de la otra, y así con todas las prendas.

Enrollar los cinturones

Este dato es de los más específicos que te contaremos, se trata de enrollar los cinturones en y cerrarlos por dentro, como si se estuvieran guardando como un gusano. Técnica interesante que te ayudará a evitar el lío de cintos mezclados y enganchados entre si.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here