Apostar por una rock movie en el 2010 no era tan común y ver una directora abordando el género todavía menos. Floria Sigismondi toma el desafío y logra una atmósfera única mezclando recursos originales, videoclips y un soundtrack explosivo para contar la historia de un  experimento con el hard rock femenino que apenas duró 4. Dakota Fanning y Kristen Stewart brillan con luz propia en un tono muy distinto al que nos tienen acostumbrados que nos muestra lo complejo de ser un ícono del rock siendo mujer en los 70. Una buena biopic para repensar la música sin demasiado profundidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here