INGREDIENTES: Para unas 10-12 porciones

Para la base:
10 galletas tipo María o de vainilla sin azúcar
60 gr. de manteca derretida
Para el relleno:
300 gr. queso crema tipo Philadelphia
250 gr. de queso ricotta (requesón)
300 ml. de nata para montar (min. 35% M.G.)
50 gr. de edulcotrante o stevia en polvo (en vez de los 190 gr. de azúcar de la receta original)
Ralladura de una naranja
250 gr. de mango, hecho puré (aproximadamente un mango entero, pelado y cortada la pulpa)

PREPARACIÓN:

Derretimos la manteca al microondas con cuidado de que no hierva.
Trituramos las galletas hasta reducirlas a polvo y le añadimos la manteca derretida. Mezclamos bien y repartimos la mezcla por el fondo del molde, presionando bien para que quede bien compacto. Llevamos el molde al congelador.
Pelamos y cortamos el mango y lo trituramos hasta hacerlo puré. Reservamos.
Ponemos el queso crema, el ricotta, la nata, la Mesura, 100 gr. de puré de mango y la ralladura de naranja en el bol de la batidora de varillas y batimos hasta que esté bien mezclado y semi montado.
Sacamos el molde del congelador y vertemos la mezcla dentro, repartiéndola bien con una espátula. Ponemos otros 100 gr. de puré de mango por encima y mezclamos ligeramente con una cuchara, para que no se mezcle del todo. Terminamos cubriendo toda la superficie con el resto de puré de mango y lo alisamos con una espátula.
Cubrimos con film transparente y lo llevamos de nuevo al congelador un mínimo de 6 horas.
Antes de consumirlo lo sacamos del congelador al menos media hora antes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here