Para tener la casa excepcionalmente limpia y dejar atrás a los antiguos trapos de cocina, la marca de paños reutilizables de Kimberly-Clark ofrece distintos consejos.

 

Duramax combina dos mundos: son higiénicos y desechables como los rollos de cocina, pero fuertes y absorbentes como los paños de limpieza. Además, evitan los malos olores y la acumulación de bacterias dejando las superficies perfectas y sin manchas.

Para limpiar el microondas: Sólo se necesita un limón, una taza de agua y un paño Duramax. Simplemente se corta un limón a la mitad y se coloca en una taza con agua a calentar en el microondas a máxima potencia alrededor de 5 minutos. Cuando la puerta esta empañada o se siente el olor que el limón desprende a altas temperaturas, con mucho cuidado de no quemarse, se saca del microondas. Gracias a que el vapor consigue ablandar la suciedad de las paredes del aparato, simplemente pasando el paño Scott Duramax por las paredes del microondas ya queda limpio, aromatizado y fresco. De no tener un limón, con un poco de vinagre se puede conseguir el mismo efecto.

Para limpiar la heladera:
Primero se vacía, luego con un poco de vinagre sobre el paño Duramax se limpian todas las superficies y ¡listo!

Para quitar la cera de vela de la mesa: Humedecer el paño, doblarlo y ponerlo sobre la parafina, poner una plancha caliente sobre él durante unos segundos, y simplemente se utiliza el paño para remover la cera.

Para limpiar las manchas de pintura: Aplicar crema dental en un cepillo de dientes, que no se encuentre en uso, se frota sobre la mancha, y simplemente con un paño Duramax se remueve el excedente.

Para limpiar la sandwichera: Humedecer un paño Scott Duramax, ponerlo en el interior de la sandwichera, cerrarla durante algunos segundos, y retirar el paño.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here