Este flequillo se caracteriza por ser sumamente corto, pero puede variar entre los grafilados latrales y el recto. Una de las claves más importantes es dar con el largo adecuado. Los expertos coinciden en que debe caer, pero hasta unos dos dedos por encima de las cejas. Esto lo hace un peinado ideal para quienes tienen la frente ancha y desean disimularla; o para las que gozan de facciones angulosas o tienen un rostro delgado.

Si bien los diferentes Baby bangs causan furor entre las fashionistas, no favorecen mucho a aquellas mujeres de facciones cuadradas o con cachetes abultados. Además, otro de los retos de este look es controlar el frizz.

Para todas aquellas que no están muy convencidas, una alternativa son los clips. Estos, si bien son falsos, te permitirán estar a la par de la tendencia y conservar tu melena sin mayores cambios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here