“¡En maquillaje, todo vale!” nos dice nuestra talentosa maquilladora, Mariana Ruggieri, quien está al día con las modas que aparecen en la próxima temporada. Junto a ella, repasamos las nuevas modas que podés aplicar desde ahora y para siempre.

Animarse implica que el espejo nos devuelva una sensación de bienestar personal, para así obtener más seguridad. La tendencia ‘uno’ es siempre quererte, las demás son las siguientes:

Hemos pasado de los famosos labiales mate (que siguen siendo una excelente opción para lograr un color eterno) pero es momento de volver a los labios humectados y con brillo. Los labiales que están ‘en la cresta de la ola’ son los nude, rosados y color carne, que definen los labios con efecto de volumen y le dan prolijidad al contorno. Habrá un tono para cada tipo de piel y eso dependerá de cada rostro.

Con respecto a las sombras, pasamos de los colores teja y terracota que nos generaron miradas al mejor estilo Kardashian, para presentar una primavera – verano 2020 con colores en neón y flúo. Otros tonos de sombra de ultimísima moda son los rosados en toda su gama: desde un rosa Dior hasta el rosado chicle.

También pisan fuerte los tonos metalizados, holográficos y con glitter, ¡sí, se viene mucho brillo! Los delineados son ‘otra historia’, porque habrá que animarse a los cambios, ¡por qué no usar los delineados y sombreados que tanto vemos en las redes y deseamos gloriosamente! En esa línea, hay que sumar colores y los delineados tipo ‘colita de gato’ que realzan la mirada y pueden lograr un efecto de ojos más grandes (siempre que los apliques hasta la mitad del ojo desde el extremo exterior).

¿La base está?
Si hay algo que no pasará de moda es buscar que la piel se vea impecable. Ya sea con acabado mate o luminoso (que dependerá del gusto personal de cada mujer y su tipo de piel), hoy tenemos muchísima variedad de bases que nos permiten elegir cómo queremos ver nuestra piel. En el caso de tener una piel seca podemos optar por una base con acabado luminoso, que nos va a presentar una piel con un efecto humectado. Por el contrario, en pieles grasas las bases con un acabado mate funcionan formidablemente, extendiendo el efecto sin brillo de las zonas que por lo general se ponen más oleosas.

El color de la base es muy importante. Hoy, los colores que se usan son más ‘reales’ o parecidos a nuestro tono de piel. Dependerá entonces que tomes un tester y marques un punto de producto en tu quijada para ver si realmente se camufla por completo o denota alguna tonalidad que no va con tu piel. Recordá que los tonos tienden a los amarillos, naranjas y rosados.

Mariana Ruggieri
Maquilladora profesional
IG @marianaruggierii

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here