La firma Onírika nació mucho antes que viera la luz. La familia de su fundadora se dedicó durante décadas a la industria textil y fue ella quien materializó el suelo de la firma propia en 2003. Se trata de Jesz García, una mujer que ha transitado mil caminos, cruzado varios mares, vivido en diferentes países y reciclado su esencia hasta encontrar la que le gustaba. De ella (y de esas búsquedas) habla Onírika, una marca de vestido de fiesta que tuvo varias reformulaciones y hoy vive su mejor etapa. “Este año abrimos local propio y eso
fue magnífico y lo que me permite decir que es la etapa de la marca que más estoy
disfrutando”, cuenta Jesz emocionada.

¿Por qué elegiste vivir y hacer tu camino en Córdoba?
Planteé una etapa de la marca acorde a lo que pasa en Córdoba, con foco en lo que nosotros consumimos, lo que nos gusta y lo que necesitamos. Trabajé mucho el rango de precios para que las mujeres puedan comprar vestidos varias veces al año y usarnos en diferentes momentos. Deseo que amen más los vestidos porque son prendas hermosas que se pueden disfrutar en cualquier situación.

¿Lograste ese objetivo?
Sí, lo estoy consiguiendo. Además del precio, trabajo con materiales aceptados, paletas que gustan y formas que se usan mucho. Mi desafío fue hacer colecciones de vestidos súper usables.

¿Reformulaste algo de la marca?
No hizo falta porque Onírika es una marca moderna que se basa en líneas simples pero muy pensadas. Mis prendas son imponentes porque tienen mucha presencia: no por su moldería sino por su tela o su costura o su idea. Es una marca sofisticada hecha por y para Córdoba.

¿Cómo te ves haciendo con Onírika en 10 años?
Me veo haciendo Onírika toda la vida. Siento que encontré mi equilibrio entre un medio me vida y la concreción de mis sueños. Redefiní mi éxito muchas veces y me imagino con nuevos desafíos como abrir en Buenos Aires, pero no voy a abrir mil tiendas en el exterior.

¿Te interesa quién usa Onírika?
No, de hecho me gusta sorprenderme con las mujeres que consumen mi firma. La marca aborda con total naturalidad la diversidad porque no hago ropa para un tipos de cuerpo o etnia. Soy feliz con que me elijan.

“Estoy viviendo uno de los mejores momentos con mi marca y siento que por mi
filosofía de vida logro ver en los pequeños avances grandes gratificantes. Onírika
me hace feliz”.

Conocé la marca desde sus redes: @onirika__ en Instagram y onirikaARG en
Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here