El Feng Shui es un arte milenario chino, creado y desarrollado para estudiar la relación del ser humano con las energías del espacio y tiempo. Comprender esa base será clave para conseguir equilibrio energético en nuestros espacios.

¿Todos los objetos tienen un ‘espacio indicado’?

Claro que sí y eso incluye a los espejos, tan utilizados para decoración, ambientación de viviendas, espacios de trabajo y más. Existen espejos de distintos portes, colores y diseños. A modo de ejemplo, los que tienen bordes irregulares en punta emiten energía agresiva. Al igual que los rotos, sucios o con humedad.

Trucos generales para ubicar espejos 
– En el interior del hogar, no deben reflejar puerta, bordes afilados, vigas o cantos vivos, ni las esquinas de las paredes.
– Funcionan mejor en comedores o salas de estar, sobre todo para crear una sensación de mayor amplitud espacial. Es recomendable que reflejen vistas del exterior que tengan naturaleza o paisajes de energía.
– Deben permanecer fuera de los dormitorios o lugares de descanso. Eso es porque traen la
intromisión de terceras partes en las relaciones matrimoniales, ya que reflejan a la pareja durante las horas nocturnas la energía Yin (profundidad, tranquilidad relacionada con luna, noche, sueño y alma) y se corre el peligro que la pareja pierda su esencia, o su Chi (fluido que compenetra todas las cosas dotándolas de cualidades).
– Se recomiendan espejos en las entradas de las casas porque expanden la luz del interior y trae buena fortuna. Esto aporta una fuerte energía al hogar. Sin embargo, ningún espejo debe reflejar la puerta de entrada ni ser un objeto de suelo o techo.
– Si los ubicamos detrás de fuentes de agua ayudan a duplicar la energía productora de dinero.

Los ‘no’ y los ‘si’ de los espejos, según el Feng Shui
– Los espejos no deben reflejar cuentas a pagar porque atrae gastos. Tampoco deben reflejar diarios viejos o fuego vivo porque no dejan que la energía vital fluya.
– No usar espejos rotos en artes de mosaiquismo: crean reflejos distorsionados.
– Se recomienda usar marcos de metal, madera y tela, o entelados, y que tengan formas onduladas, simétricas o lineales.
– No colocar espejos al final de una escalera ni en la parte de arriba, ya que dificultan la permanencia de la energía y crean rebotes desfavorables.
– No es aconsejable colocar espejos al final de un pasillo largo ni enfrentados a otros espejos.

Martina Roberi
Arquitecta – M.P: 17911
Instagram: delacruz_renata
Facebook: renatadelacruzcba

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here