EL ÁRBOL SOÑADO
Es el protagonista indiscutible en esta época del año y los niños esperan ansiosos para poder armarlo y dejar su carta para Papa Noel. Podés elegirlo natural o artificial. El primero te garantiza mejor calidad de aire en el ambiente y su aroma es muy agradable, pero también debes tener en cuenta que precisa más cuidado. Por el contrario, los artificiales no necesitan nada de atención y los hay en gran variedad de posibilidades cromáticas e incluso algunos tienen las luces ya incorporadas. En ambos casos debes observar bien el ambiente donde colocarlo, para elegir su altura y diámetro adecuado. En cuanto a su
decoración, hay infinidad de posibilidades para elegir los accesorios y, acompañados de guirnaldas y luces, tendrás el árbol soñado. Te recomiendo que coloques su base en un canasto para darle mayor calidez.

ENVOLTORIOS ORIGINALES
¡Se acabaron los paquetes impersonales! Es hora de envolver los regalos con más cariño y dedicación. Elegí un buen papel, cintas, accesorios y… ¡manos a la obra! Un tip para un envoltorio más simple es realizarlo con papel madera sujetándolo con cuerda de algodón y colocándole una ramita de olivo o laurel. Sino, podés optar también por papeles con motivos en dorado y plateado y colocarles cintas de tela y cascabeles, a modo de decoración. Y esto no es solo una cuestión de estética: quienes reciban tus obsequios estarán encantados y apreciarán tu dedicación.

Por Julieta del Olmo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here